Categoría en Uncategorized

Cómo afecta la diabetes a los pies

¿Qué es la diabetes?

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica que se caracteriza por la presencia de concentraciones elevadas de glucosa (azúcar) en sangre, esto puede ser debido a un defecto en la producción de insulina, a una resistencia a la acción de ella para utilizar la glucosa, a un aumento en la producción de glucosa o a una combinación de estas causas.

La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. Existen dos tipos de diabetes, la tipo I y la tipo II. En la diabetes tipo I, el cuerpo no produce insulina; y en la diabetes tipo II, la más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina de manera adecuada. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

Riesgos en la diabetes

La diabetes como tal no supone riesgo de muerte si es sobrellevada de forma adecuada. Para ello es necesario llevar unos hábitos de vida saludable (alimentación sana, actividad física, control médico y seguimiento estricto del tratamiento).

Sólo cuando esto no se cumple es cuando la diabetes puede suponer un riesgo, debido a sus complicaciones (hiperglucemia, neuropatía diabética, pie diabético). Además, si el paciente presenta otros factores de riesgo como hipertensión arterial, problemas circulatorios o hipercolesterolemia es cuando se pueden producir complicaciones a medio-largo plazo.

Si un paciente diabético descuida su tratamiento y sufre varios episodios de hiperglucemia (aumento de azúcar en sangre), puede ser que su sistema nervioso se encuentre dañado produciendo una pérdida de sensibilidad en el cuerpo (neuropatía diabética).

El pie diabético

Se estima que entre el 30 y el 60 % de los diabéticos presentan una neuropatía diabética (pérdida de sensibilidad). Una de las regiones más afectadas ante esto es el pie, causando el denominado mal del pie diabético.

El pie diabético puede derivar en la formación de úlceras, afectando principalmente a la planta del pie y talón pero también pueden aparecer en los dedos siendo la principal causa de amputación.

En caso de que aparezcan heridas, lesiones o cambios en la temperatura o el color del pie no dude en consultar con su podólogo.

Factores de riesgo a evitar

A continuación detallo una serie de factores de riesgo que debe evitar para prevenir la aparición de lesiones, así como los cuidados generales que deben adoptar los pacientes diabéticos como hábitos de higiene.

Factores de riesgo:

– Pinchazos o cortes (nunca caminar descalzo).

– Quemaduras (evitar fuentes de calor).

– Humedad (evitar el exceso de sudor).

– Calor (favorecer la transpiración).

– Suciedad (hábitos correctos de higiene).

Cuidados generales:

– Observación y valoración diaria.

– Lavado diario con agua tibia.

– Seque bien los pies con toallas suaves, especialmente entres los dedos (para esta zona puede utilizar gasas o en caso de no llegarse a los pies utilice un secador de pelo pero siempre con aire frío para no quemarse).

– Corte recto de uñas y limado de partes afiladas.

Además de estos cuidados generales, es interesante realizar un estudio de la pisada en pacientes diabéticos, ya que conocer cómo camina nos ayudará a repartir mejor los apoyos y prevenir la aparición de hiperpresiones (puntos de excesiva carga) que originen lesiones que desencadenen en ulceraciones.

Recomendaciones del calzado:

– El uso de un calzado incorrecto es la causa más frecuente de problemas y lesiones en los pies.

– Seleccione el calzado según el tipo de actividad que vaya a realizar, el clima y las características del suelo.

– Utilice un calzado de un material que transpire y permita tener los pies secos, por ejemplo el cuero: acordonado, de puntera cuadrada y alta (para que no roce con los dedos), con contrafuerte y suela antideslizante.

– Ligero de peso y de tacón no demasiado alto.

– Usar un calzado especial en caso de que existan deformidades en los pies.

– No usar zapatos de plásticos o zapatos de tiras entre los dedos.

– Para comprar el calzado pruébelo en los dos pie y hágalo por la tarde que es cuando los pies están más hinchados.

– Para asegurarse de que no haya ningún cuerpo extraño, revise el interior de su calzado.

– Use calcetines y medias de fibras naturales, sin costuras y evitando arrugas.

No olvide que un cuidado correcto supone un beneficio para sus pies.

El cuidado de sus pies en Raquel Cintado Podología.

Avenida Puerta del Sur. Edificio Spa Club Jerez, 1ª planta.

Cita previa 626 89 46 64

¿A qué edad llevar a los niños al podólogo?

Cuándo deben revisarse los pies de los niños

Es frecuente que los padres empiecen a preocuparse por los pies de sus hijos cuando estos comienzan a andar. Puede ser por varios motivos, pero sobre todo porque creen que su hijo tiene el pie plano.

Es importante saber que por norma general, todos los niños hasta los 3 años de edad presentan un aspecto de pie plano o pie plano fisiológico, esto quiere decir que hasta dicha edad es normal que los niños tengan los pies planos o mejor dicho que a esta edad los niños tenga un pie aparentemente plano, y digo aparentemente porque este aplanamiento es debido al exceso de tejido adiposo (grasa plantar).

El pie aun no esta formado, las estructuras que lo conforman están en constante cambio y este exceso de tejido graso actúa como protección en esas primeras fases de la marcha. Dicho tejido irá desapareciendo poco a poco y los huesos que conforman el arco plantar se irán osificando, configurando así el aspecto real del pie.

Hasta ese momento es difícil valorar el pie, puesto que se encuentra aún en desarrollo. Por ello, el Podólogo puede realizar una primera valoración del pie a los 3 años de edad.

Pie bebé podologo Jerez

La importancia de una valoración inicial a edades tempranas es determinante para un buen pronóstico de la patología y para descartar otras deformidades asociadas, ya que muchos problemas en la edad adulta son consecuencia de no haber actuado pronto y bien ante las posibles alteraciones.

La prevención es fundamental para evitar problemas mayores en la edad adulta. El Podólogo es especialista en Podología Infantil y puede ofrecer una asistencia especializada y de calidad para detectar cualquier alteración en la extremidad inferior a tiempo de ser corregida.

Además del pie plano infantil existen otras alteraciones como pies valgos, pies adducidos, torsiones tibiales, anteversión del cuello femoral, alteraciones de la marcha, etc. que puede encontrar el podólogo a temprana edad y proponer diferentes soluciones en cada caso.

pies niños podologo jerez

El tratamiento dependerá de la edad del niño y de la intensidad del problema. Será necesario realizar una exploración exhaustiva articular y muscular, así como valorar la marcha. Éste será personalizado ya que el desarrollo depende de cada niño.

Existen diferentes posibilidades de tratamiento, entre ellas: soportes plantares, calzado especial, férulas, estiramientos y ejercicios.

Tu exploración infantil en Raquel Cintado Podología.
Cita previa en el teléfono 626 89 46 64.
Avenida Puerta del Sur s/n, Edificio Spa Club Jerez, 1ª planta.

El pie de la madre en el embarazo

¿Sabías que el pie puede crecer durante el embarazo hasta 1 cm?

Seguro que has oído en muchas ocasiones que a las embarazadas se le hinchan los pies y los zapatos le aprietan. Esto es debido al aumento del tamaño del pie (aunque hay muchas embarazas que apenas lo notan, y en el menor de los casos el pie puede incluso menguar).
pie madre embarazada
Un articulo publicado en la revista  American Journal of Physical Medicine & Rehabilitation explica los cambios que tienen lugar en el pie de la embarazada. En 6 de cada 10 mujeres se produce un aumento del tamaño del pie.  La modificación en el pie parece ser mayor si se trata del primer embarazo. Las variaciones fueron desde 4mm de reducción en la longitud del pie hasta los 10mm de aumento (1cm), aunque lo más habitual es eso: que el pie crezca entre 2 y 4mm, lo que podría suponer un aumento de media a una talla en los zapatos.
Además los investigadores vieron que en muchas mujeres también se modifica la altura del arco plantar, disminuyendo en la mayoria de los casos.
Esto es debido al aumento de peso, a los cambios que se producen en la forma de caminar de la embarazada y a al aumento de una hormona llamada relaxina, que como su propio nombre indica, relaja los ligamentos haciéndolos mas elásticos y móviles preparando el cuerpo para facilitar el momento del parto.

Al ser el cuerpo más laxo también lo son los ligamentos del pie, como consecuencia se modifican la altura del arco plantar, originando un descenso del mismo (aplanamiento del pie) y por tanto un aumento del tamaño del pie.

Estas modificaciones en la altura de los arcos del pie  puede provocar ciertos desórdenes musculoesqueléticos en la mujer, al distribuir el peso de manera diferente y cargar el peso de otro modo.En muchos casos el pie vuelve a su posición original meses después del parto, pero en otros no. En cualquier caso y ante cualquier duda lo ideal es consultar con un podólogo para que le realice un estudio de la pisada por si fuera necesario la realización de plantillas de descarga.

Por último, para las piernas cansadas en general y en este caso de las embarazadas recomendamos Emo Cold. Se trata de una crema desfatigante para aplicar en pies y piernas de abajo hacia arriba para favorecer la circulación y el drenaje linfático. Para un mayor efecto frío guardar en la nevera.

La solución definitiva para las uñas encarnadas

La uña encarnada u onicocriptosis es una patología muy frecuente en consulta. Se produce cuando la uña o lámina ungueal se introduce en los tejidos laterales de la mista (tejido periungueal) ocasionando dolor, inflamación e incluso infección.

Causas de las uñas encarnadas

Mal corte de la uña. Cortar los bordes de la uña de forma redondeada o una uña demasiado corta pueden ser causas de onicocriptosis (uña encarnada). Las uñas debemos cortarlas siempre rectas, de esta forma evitaremos que queden picos y que estos puedan dañar los tejidos adyacentes.

Calzado inadecuado. El calzado demasiado estrecho o de punta favorece que la uña se clave por lo que debemos evitarlo.

Malformaciones de las uñas de carácter hereditario (uñas en forma de teja o uñas demasiado curvas, etc).

Enfermedades que afectan a la uña, por ejemplo los hongos (onicomicosis), esta patología genera un engrosamiento de la uña que puede desencadenar que la uña se clave (onicocriptosis).

Traumatismos.

Tratamiento para las uñas encarnadas.

Los tratamientos conservadores están indicados en los casos más leves. Consisten en acudir al podólogo quien eliminará la porción de uña que se clava, eliminando el dolor. Hay ocasiones en qué esto es un problema puntual, generado por un mal corte de la uña o por un traumatismo, y con este tratamiento y con pautas de un correcto corte de uñas se soluciona el problema.

Sin embargo, cuando el dolor persiste y se convierte en un problema de repetición, es decir, tiene que acudir todos los meses a su podólogo para que elimine la porción de uña que se clava, está indicado el tratamiento quirúgico (cirugía ungueal).

¿En qué consiste la cirugía ungueal?

La cirugía ungueal consiste en la eliminación (exéresis) de la porción de uña que se clava hasta la matriz ungueal, previa anestesia local del dedo. Una vez eliminada la porción de uña que se clava se quema la matriz ungueal de dicha zona para que no vuelva a crecer más la uña en esa porción. De este modo la uña queda un poco más estrecha como se puede apreciar en la foto, eliminando por completo el problema.

cirugía ungueal
Se trata de una cirugía ambulatoria, en la que el paciente sale andando. No es una intervención agresiva, es indolora y no requiere de puntos de sutura por lo que no deja cicatriz. El postoperatorio es confortable y breve .

Para más información llámenos al 626 89 46 64.

Estamos en:
Avenida Puerta del Sur, Edifico Spa Club Jerez, 1ª planta.
11408 Jerez de la Frontera, Cádiz.