El pie de la madre en el embarazo

El pie de la madre en el embarazo

¿Sabías que el pie puede crecer durante el embarazo hasta 1 cm?

Seguro que has oído en muchas ocasiones que a las embarazadas se le hinchan los pies y los zapatos le aprietan. Esto es debido al aumento del tamaño del pie (aunque hay muchas embarazas que apenas lo notan, y en el menor de los casos el pie puede incluso menguar).
pie madre embarazada
Un articulo publicado en la revista  American Journal of Physical Medicine & Rehabilitation explica los cambios que tienen lugar en el pie de la embarazada. En 6 de cada 10 mujeres se produce un aumento del tamaño del pie.  La modificación en el pie parece ser mayor si se trata del primer embarazo. Las variaciones fueron desde 4mm de reducción en la longitud del pie hasta los 10mm de aumento (1cm), aunque lo más habitual es eso: que el pie crezca entre 2 y 4mm, lo que podría suponer un aumento de media a una talla en los zapatos.
Además los investigadores vieron que en muchas mujeres también se modifica la altura del arco plantar, disminuyendo en la mayoria de los casos.
Esto es debido al aumento de peso, a los cambios que se producen en la forma de caminar de la embarazada y a al aumento de una hormona llamada relaxina, que como su propio nombre indica, relaja los ligamentos haciéndolos mas elásticos y móviles preparando el cuerpo para facilitar el momento del parto.

Al ser el cuerpo más laxo también lo son los ligamentos del pie, como consecuencia se modifican la altura del arco plantar, originando un descenso del mismo (aplanamiento del pie) y por tanto un aumento del tamaño del pie.

Estas modificaciones en la altura de los arcos del pie  puede provocar ciertos desórdenes musculoesqueléticos en la mujer, al distribuir el peso de manera diferente y cargar el peso de otro modo.En muchos casos el pie vuelve a su posición original meses después del parto, pero en otros no. En cualquier caso y ante cualquier duda lo ideal es consultar con un podólogo para que le realice un estudio de la pisada por si fuera necesario la realización de plantillas de descarga.

Por último, para las piernas cansadas en general y en este caso de las embarazadas recomendamos Emo Cold. Se trata de una crema desfatigante para aplicar en pies y piernas de abajo hacia arriba para favorecer la circulación y el drenaje linfático. Para un mayor efecto frío guardar en la nevera.

Raquel Cintado